Vender libros en Amazon ¿es la única opción que tenemos como autopublicadas?

El desencanto con Amazon está bastante generalizado. Ya no es como hace unos años, que con un catálogo no demasiado grande de cinco o seis títulos podías tener unos ingresos que te ayudaran a reinvertir en novelas posteriores.

Cada año, el número de novelas que tenemos que publicar en Amazon para que resulte rentable es cada vez mayor, y hacerlo con mayor frecuencia.

Seguro que has oído eso de que, como mínimo, hay que publicar un libro cada dos meses o incluso menos.

Independientemente de la calidad que esas obras puedan tener, que no digo que sea mala, ojo, me parece una locura.

Y en este caso, da igual que quieras ser escritora emprendedora y vivir de ello o todo lo contrario, todas queremos que nos lean y recuperar la inversión que supone dotar de calidad un manuscrito.

Que no te la cuelen: vender libros es difícil

Vender un libro en Amazon requiere mucho trabajo de promoción y visibilidad, algo que nos mata porque no sabemos hacerlo o hacerlo bien. Además, hoy en días las redes sociales tampoco funcionan como antes. Lo de conectar con otras personas ya no está de moda, son un negocio que quiere que invirtamos en él. Lo del contenido orgánico ya no funciona y no tiene nada que ver con tu constancia o tu mejor o peor capacidad de crear contenido y hacerlo atractivo. Sin pagar publicidad, apenas hay alcance.

Es una de las cosas que Luisa Peña nos estuvo contando a Pilar N. Colorado y a mí en la entrevista que le hicimos para el Círculo Literario.

El tema de autopublicar en Amazon y el retorno de la inversión es un tema recurrente que trato con mis mentorizadas y siempre soy muy sincera: no vas a tener ganancias con tu primer libro, ni con el segundo ni con el tercero. Cuando tengas entre doce y quince, tal vez empieces a tener beneficios, siempre teniendo en cuenta que muchos factores no dependen de ti ni de la calidad de tus novelas.

A no ser que des un pelotazo, claro, pero eso ocurre muy poco o directamente no pasa, así que no publiques soñando con ello porque vivirás en una rueda constante de frustración.

Más allá de Amazon

Todo esto te lo cuento porque el otro día recibí un correo de Dave Chesson, el CEO de Kindlepreneur, una plataforma de apoyo para autores independientes que es todo un referente en Estados Unidos, en el que compartía una guía para vender tus libros en tu propia plataforma.

No es el primer correo de este estilo que he leído, hace unos meses creo recordar que envió algo similar y sembró el gusanillo en mí.

Si bien es cierto que el mercado estadounidense es muy diferente al hispano, por regla general, lo que funciona allí termina llegando aquí y lo de sacar mis libros de Amazon es algo que llevo planteándome mucho tiempo, aunque no me he atrevido a dar el paso por aquello de que si no estás en Amazon, no existes.

Últimamente, me lo creo menos, la verdad.

Tener visibilidad en Amazon solo con palabras clave y eligiendo las categorías con estrategia no sé hasta que punto son suficientes sin pagar en Amazon Ads.

Yo, como lectora, eso de navegar por las listas a ver qué me encuentro hace años que no lo hago; mi lista de pendientes nunca baja y está formada por autoras y autores que quiero leer por diferentes motivos y que descubro en otros lugares, no bicheando en Amazon libros de temática concreta o eligiendo al azar lo que salga en los rankings.

Yo sigo siendo invisible en Amazon después de diez años de carrera literaria y ocho títulos publicados allí.

También es verdad que no he trabajado bien ni suficiente esa faceta de mí porque mi foco está en editar y mentorizar.

Aun así, pienso que si el esfuerzo de que te vean en Amazon es el mismo para que te vean en Instagram, que lean tus artículos o escuchen tu pódcast, el estar ahí como algo casi obligatorio lo veo con menos sentido.

Vender en Amazon, ¿sí o no? Conclusiones

La primera es que, hoy por hoy, las únicas ventajas que veo de estar en Amazon son la logística con los libros de tapa blanda y la facilidad de compra, ya que con un solo clic, tenemos el libro en nuestro Kindle en segundos si lo compramos en digital. Además de perder el ISBN gratuito, lo que añadiría una gestión más a la hora de publicar nuestras novelas.

Por otro lado, en un principio, puede parecer que vender tus propios libros en tu casa virtual puede ser muy complicado porque hace falta una gran estructura tipo web con tienda online, etc., pero no es así.

Debido a mi actividad profesional, yo sí tengo esa estructura, pero si tú también te estás planteando vender tus propios libros, no necesitas un castillo, solo te hace falta:

  • un dominio
  • una página estática que te puedes hacer incluso en Canva
  • y abrirte una cuenta en Stripe, que es la plataforma de pago por excelencia.

Nada más.

Al tener tu propia tienda, no recibes un porcentaje, sino que las ganancias son el cien por cien para ti y las lectoras son tus clientas, no son clientas de Amazon. Eso te permite recoger correos electrónicos y establecer una relación íntima y directa con tus lectoras.

Además, si quieres complicarte un poco más la vida, puedes vender ediciones especiales de tus novelas en físico y cuidar el detalle de los envíos, incluyendo infinidad de cosas aparte de los consabidos marcapáginas: bolsas de tela, tazas, cuadernos… Las posibilidades son infinitas, desde el libro y un marcapáginas hasta una caja literaria en toda regla.

¿Tendrías que gestionar tú misma todo esto? Sí, está claro, pero si eres de las que apenas vendes libros en papel, tal vez no sea tanta locura planteárselo. De hecho, si lo piensas bien, la mayoría de las estrategias que siguen las escritoras de hoy en día cuando hacen un lanzamiento es hacer una preventa bestial con ediciones con solapas aderezadas con diferente merchandising, y eso también hay que gestionárselo una misma porque Amazon solo envía el libro en tapa blanda y ya, a veces, hasta con las esquinas dobladas porque el empaquetado es bastante básico.

Después de todo esto, sospecharás que me estoy planteando seriamente sacar mis títulos de Amazon KDP. Para empezar, dejarían de estar en Kindle Unlimited, ya que si vendes tus libros en tu propia plataforma, no puedes participar en la suscripción, tienes que ser muy consciente de esto. Pero como te comentaba, Amazon no me está aportando nada desde hace bastante tiempo, así que es posible que un día te encuentres con que mis títulos ya no están disponibles allí.

checklist para escritoras

El paso a paso que debes seguir para escribir, editar y autopublicar tu novela sin volverte loca.

Descarga esta guía en formato checklist que te ayudará a tener bajo control todo el largo proceso de escritura y autopublicación de tu novela, desde la idea hasta darle al botón de publicar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio