Los 5 pasos que no te puedes saltar antes de autopublicar tu novela

Es curioso que en esta época en la que la información de cualquier tema está al alcance de un clic, todavía haya tanto desconocimiento sobre el mundo de la escritura y de la autopublicación.

Así que voy explicarte cómo es el proceso y los pasos que se deben seguir para escribir y publicar una novela con una calidad decente.

La calidad final depende mucho de seguir un procedimiento, porque escribir no es vomitar palabras en un ordenador o cuaderno, es darle intención a cada palabra, a cada gesto o situación. Y esto no tiene nada que ver con tu objetivo como escritora, si lo haces por pasión o con intención de vivir de ello.

Siempre siempre la profesionalidad debe ser tu punto de partida.

Paso 1: la planificación

Hay autoras que escriben por instinto, otras planifican hasta el más mínimo detalle, otras planifican algo menos y se dejan llevar… Cada una tiene su estilo propio y su forma de trabajar, y te invito a seguir el pódcast de mujeres escritoras que dirijo junto a Pilar N. Colorado, para que puedas inspirarte en otras escritoras que compaginan sus trabajos o emprendimientos con la escritura.

Lo que es cierto es que siempre se parte de una idea básica que puede ser un tema, qué quieres escribir y por qué, un personaje o incluso un lugar o una época.

Ese primer esbozo es el punto de partida que tendrás que ir desarrollando con conflictos, personajes, escenografía, documentación y demás.

Paso 2: escribir la idea

Y aquí entran muchos factores, porque sentarse a escribir no es fácil, aunque estés muy motivada. Escribir es difícil y nuestra mente siempre va a intentar llevarnos a nuestra zona preferida de comodidad. Es cuando surgen las excusas: estoy muy cansada, he tenido un día difícil, no tengo tiempo, etc.

Si quieres escribir, tienes que buscar el tiempo para hacerlo.

Reconozco que en esto me he dejado llevar por las teorías de los que saben más que yo, eso de sentarse todos los días sí o sí a una hora concreta en un lugar concreto.

Pero no es verdad, o no es verdad al cien por cien.

Tienes que encontrar lo que mejor te funciona a ti. Tal vez con media hora diaria antes de acostarte o antes de ponerte en funcionamiento por la mañana sea suficiente para ti.

Puede que durante la semana no puedas porque tengas un trabajo exigente e hijos que reclaman tu atención después de todo el día sin verte; en ese caso, tal vez te funcione mejor hacer sesiones de dos o tres horas los sábados.

Lo que quiero decir es que no hay verdades absolutas, así que coge todos esos consejos, incluidos los que yo te doy, y llévalos a tu terreno. Encuentra el método que más se ajusta a ti.

Paso 3: editar lo que has escrito

Cuando terminas el manuscrito, tienes un borrador. Da igual si has ido revisando conforme escribes, como hago yo, porque al final tendrás que hacer una lectura completa, reescribir cosas, cambiar escenas, hasta que estés satisfecha.

En esta primera parte de la edición, solo nos enfocamos en el contenido de la novela, no en la forma, que eso será cuando ya tengamos una novela terminada.

Después de esa primera revisión, necesitas otros ojos que te den una visión diferente y aquí sí tienes muchas posibilidades: un grupo mastermind, lectores beta, informes profesionales, etc.

Estudia todas las sugerencias y quédate solo con las que resuenen con la idea que tienes de tu novela, no tienes que hacerle caso a todo el mundo, por eso no es bueno tener un ejército de lectoras beta.

En la lectura hay un componente subjetivo que pasa por los filtros diferentes que tiene cada persona y lo que te puede gustar a ti, a mí me puede resultar aburrido.

Lo ideal para tener un punto de vista objetivo es contar con profesionales que ahonden más allá de gustos personales.

Paso 4: la corrección

Primero, la tuya como escritora, que si sabes manejar el lenguaje y sus normas, apenas tendrás que tocar nada (si no es el caso, te invito a echarle un ojo a mi programa de autocorrección); y después, la profesional.

Que pases por una corrección profesional o no tiene mucho que ver con tu percepción de lo que debe ser la literatura.

No es tanto una cuestión económica como del valor que le das a la calidad de tu novela.

Es un esfuerzo muy importante, lo sé, pero hay opciones, todo es cuestión de hablar con tu correctora de confianza y llegar a un acuerdo de plazos que os resulte cómodo a ambas. Pregunta siempre, no des la primera propuesta como definitiva.

Paso 5: el diseño

En esto tengo una opinión muy firme: si quieres resultados profesionales, trabaja con profesionales que usen software profesional y específico de diseño.

Una profesiona formada y experta no maqueta con Word ni diseña cubiertas con Canva.

¿Se puede hacer? Por supuesto, tienes decenas de tutoriales en YouTube y si tienes la suficiente pericia, puedes tener resultados aceptables. Pero no pidas peras al olmo. Solo hay que pasearse por Amazon y echar un vistazo. Todo este proceso no se puede hacer en un mes ni dos. ¿Crees que puede tener la misma calidad una novela que ha pasado por todo eso y otra que no? Para mí, la respuesta está clara.

checklist para escritoras

El paso a paso que debes seguir para escribir, editar y autopublicar tu novela sin volverte loca.

Descarga esta guía en formato checklist que te ayudará a tener bajo control todo el largo proceso de escritura y autopublicación de tu novela, desde la idea hasta darle al botón de publicar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio